Historia de la Facioterapia

EL AUTOR Y LAS CIRCUNSTANCIAS DEL DESCUBRIMIENTO

facioterapia

Esta terapia, cuyo nombre completo es en Inglés “Face diagnosis and cybernetic therapy” fue descubierta en 1980 por un acupuntor vietnamita, el Profesor Dr. Búi Quôc Châu.

Inspirado por varias corrientes filosóficas orientales: el Yi king, el Confusionismo, el Taoismo, … el Prf. Dr. Bùi Quôc Châu fundó también las bases teóricas de la Facioterapia gracias a su profundo conocimiento de la lingüística vietnamita.

 

También ha tenido en cuenta la proyección incipiente de la reflexoterapia en occidente: la iriscopia, la reflexología endonasal, la auriculoterapia, etc… para fundar una disciplina terapéutica que confiere a la práctica del facultativo un espíritu de creatividad permanente: La Multirreflexología BQC, el Diên Chân.

Como especialista de la acupuntura, el Prf. Dr. Bùi Quôc Châu ejerció entre 1977 y 1983 en un centro de desintoxicación de drogadictos en el Vietnam, y tuvo a su disposición un inmenso campo de observación y numerosas experiencias clínicas.

 

A partir del mes de marzo del 1980, aplicó sistemáticamente sus observaciones clínicas a las bases teóricas: los resultados fueron decisivos.

Posteriormente el desarrollo de esta terapia fue muy rápido.

En dos años casi toda la Facioterapia fue codificada y es operacional desde el 1983.

A partir de 1986, en la práctica de esta terapia, se abandonó definitivamente el uso de agujas y micro-agujas provenientes de la acupuntura siendo remplazadas por instrumentos estrictamente epidérmicos específicos de la Facioterapia y desarrollados por el Profesor.

El Prf. Dr. Bùi Quôc Châu es autor de numerosas publicaciones en revistas especializadas (tanto en Vietnam como en otros países), participación en varios congresos internacionales de acupuntura, en congresos de medicina alternativa y naturopatía en Sri-Lanka y en China (ver curriculum vitae científico del profesor).

Tras 22 años de perfeccionamiento y de experiencias, el Prf. Dr. Bùi Quôc Châu y sus alumnos, cerca de 100.000 en Vietnam y en el extranjero, han animado seminarios, han dispensado conferencias y atención a enfermos en más de 20 países.

 

Desde finales de los 80, y como consecuencia a una serie de seminarios del profesor en la Habana, toda la red de salud de la familia en Cuba ha adoptado oficialmente esta terapia.

La Facioterapia es sencilla de practicar y tiene resultados sorprendentes.

En 2001, el profesor Dr. Bùi Quôc Châu animó 8 seminarios-cursos en Alemania donde la demanda se había manifestado intensamente.

En Marsella varios miembros del cuerpo médico asistieron a una demostración durante 2 días tras la cual siguieron un seminario de una semana con el Profesor Châu en septiembre 2001.

Desde entonces, el Profesor Châu imparte cursos anualmente en Europa.

 

LOS LUGARES DE DIAGNÓSTICO SON TAMBIÉN LUGARES DE CURA

El Profesor Châu descubrió que estimulando estos mismos puntos, de forma adecuada, se despierta la facultad de auto-curación y de auto-regulación funcional en el paciente.

Cada órgano en particular del cuerpo humano refleja la totalidad de éste.

Cada punto facioterapéutico refleja una o varias zonas del cuerpo en un orden, que lejos de ser disperso, sigue la ubicación natural de los órganos.

Estos puntos quedan representados en esquemas terapéuticos de reflexión.

De este modo, los signos psicológicos, fisiológicos y clínicos del cuerpo se manifiestan al menos en uno de estos esquemas de reflexión.

 

El profesor notó que cuando una persona está aquejada de un trastorno, ya sea funcional o traumático, en un lugar alejado de la sede del trastorno, aparecen en su epidermis (cuerpo o cara) puntos anormalmente sensibles (pueden ser hipersensibles o hipo-sensibles) a excitaciones mecánicas o térmicas.

Estos puntos exhiben a veces alteraciones visibles como coloración, huecos, protuberancias, etc… y pertenecen a redes de reflejos, internas y externas, fijas en el cuerpo y en la cara.